Las mujeres ocupan menos del 20% de los puestos directivos de las empresas españolas que forman parte del IBEX-35.

Tras la implantación de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, que recoge la obligatoriedad de la puesta en marcha de planes de igualdad en las empresas para empresas con más de 250 trabajadores/as, se ha visto un ligero aumento de mujeres en puestos de dirección. Una de las medidas que ha demostrado su eficacia es la obligación de la presencia de al menos una mujer la fase final de acceso al puesto de trabajo.

Uno de los problemas a los que se enfrentan las mujeres es que no llegan o no se las preseleccionan para los procesos selectivos para los puestos de mayor responsabilidad, aunque ellas postulen. Con esta medida llamada Regla de Rooney se ha visto un aumento en la selección de mujeres para estos puestos.

Aunque estamos lejos de la paridad, estas medidas van solventando ligeramente las diferencias y/o discriminaciones que sufren las mujeres en el mundo laboral tanto a nivel horizontal como de manera vertical, en los puestos de dirección, respecto a sus compañeros varones.

Para mas información pinchar aqui