Según un estudio realizado, las pymes en España desconocen esta normativa y son muchas las empresas que todavía se encuentran en periodo de adaptación al Reglamento. Incurrir en un quebrantamiento de la ley europea, impone sanciones que pueden ascender hasta el 4% sobre el volumen de facturación anual, con un tope de 20 millones de euros. En España se está desarrollando además un nuevo proyecto de LOPD complementario que actualmente se encuentra en fase de enmiendas. Estas normativas traen muchas novedades, sobre todo para el mundo digital y online.

Para más información pincha aquí.