El marco normativo actual del Compliance Penal

A raíz de la última reforma del Código Penal, operada por la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo, son cada vez más las empresas que asumen el compromiso de cumplir con la legalidad con especial énfasis en el compromiso de perseguir sus vulneraciones y de colaborar con la justicia ante las posibles infracciones de la ley de las que se pueda derivar responsabilidad penal para ellas.

Esta última reforma sienta las bases para que las empresas conozcan qué deben hacer para eliminar o minimizar la aparición de riesgos penales en su ámbito de negocio, con la implantación de un plan de prevención de los mismos o compliance penal.

Ahora bien la dificultad surge cuando nos preguntamos cómo vamos a elaborar un plan de prevención adecuado y eficaz que venga a cumplir con los objetivos propios del mismo, cuales son la prevención de la aparición de riesgos penales?; Qué directrices vamos a seguir para la elaboración e implantación del mismo en la empresa? Es entonces cuando nos damos cuenta de la escasa normativa existente en la materia.

 

Actualmente en España, no vamos a encontrar norma alguna sobre prevención penal que pueda despejarnos las innumerables dudas y cuestiones que vienen surgiendo, o que venga a marcar las directrices a seguir a la hora de elaborar e implantar el compliance penal en las empresas, lo cual supondría una valiosa ayuda, sobre todo para aquellos profesionales que tenemos encomendada la ardua tarea de introducirnos en el conocimiento y análisis de la estructura y organización de cada empresa, con la dificultad que ello conlleva, para partiendo de cero elaborar un manual que se adapte perfectamente a las características de la organización y que sirva al fin para el que ha sido creado, es decir, como instrumento eficaz para evitar los riesgos penales.

Indudablemente conocer el criterio de la Fiscalía General del Estado, del Tribunal Supremo y de la doctrina especializada empieza a ser algo más que necesario, dada la complejidad de la materia que tratamos.

Si bien es cierto que, a finales del año 2014 se publicó la norma ISO 19600 sobre Compliance Management Systems, convirtiéndose en la única norma que en la actualidad trata de manera específica el cumplimiento penal, por lo que ya podemos prescindir de acudir a marcos de referencia generales.

Se trata de una norma internacional que viene a establecer una serie de directrices y no requisitos de obligado cumplimiento, por lo que no es certificable.

Nos ofrece una serie de pautas para la elaboración de planes de prevención penal eficaces, homogeneizando los estándares a seguir y consiguiendo así generar confianza entre gobiernos, industrias y consumidores.

Las directrices que comprende la norma ISO 19600 serán de aplicación en mayor o menor medida en función de la organización, estructura, tamaño, complejidad, etc, de la empresa para la que se esté elaborando el manual de prevención. Parte de una serie de principios que han de regir en cualquier tipo de organización empresarial, el buen gobierno, la proporción, la transparencia y la sostenibilidad.

Supone en definitiva una práctica guía a seguir a la hora de elaborar e implantar en la empresa el Compliance Penal, es decir, nos ofrece las pautas para analizar correctamente el contexto de la organización, la identificación, análisis y evaluación de los riesgos, las responsabilidades que han de asumir tanto el órgano de gobierno como los propios empleados, destacando la información y formación continuada de toda persona dependiente de la empresa, así como el establecimiento de políticas de actuación y la necesidad de revisiones y auditorías.

Esmeralda Morón Rodríguez

Abogada.

By |2017-05-24T11:49:45+00:00mayo 24th, 2017|Responsabilidad penal|Comentarios desactivados en El marco normativo actual del Compliance Penal